¿Se acerca el cumpleaños #7? ¡Es hora de visitar al ortodontista!

Muchos padres asocian el usar frenos y aparatos de ortodoncia con sus años adolescentes, pero le sorprenderá saber que la mejor edad para que su hijo o hija visite por primera vez al ortodontista es alrededor de su séptimo cumpleaños. Sí, lo sabemos… a esa edad siguen correteando por ahí y no demuestran comportamientos de adolescentes (¡o eso esperamos, por el bien de usted!). Con eso en mente, la Asociación Americana de Ortodoncia recomienda que los niños sean revisados por un ortodontista a los siete años, y en Boren Orthodontics estamos completamente de acuerdo.

¿Por qué a esa edad?

A los 7 años, la boca de su hijo(a) ha madurado lo suficiente como para que un ortodontista entrenado pueda detectar problemas actuales o futuros. Podemos hacer correcciones que ayudarán a guiar su mandíbula y dientes hacia un lugar más saludable, a fin de conseguir más adelante una sonrisa derecha de una forma más sencilla.

Existen muchos beneficios al utilizar aparatos de ortodoncia en la niñez; estos incluyen menor tiempo de tratamiento, menor impacto en los dientes permanentes, y una reducida posibilidad de tener que extraer algunos dientes. Esto es porque con un tratamiento temprano de ortodoncia, podemos:

  • Guiar tempranamente los dientes hacia la posición deseada
  • Guiar el crecimiento de la mandíbula
  • Minimizar el amontonamiento/crear espacio para los dientes nacientes
  • Corregir resultados de los hábitos orales, tales como chuparse el dedo o usar chupón

En Boren Orthodontics, creemos que la ortodoncia temprana es una solución que se da en dos etapas:

  • Fase 1: se trabaja con su hijo(a) pequeño(a) para hacer espacio para sus dientes permanentes.
  • Fase 2: comienza una vez que esos dientes han nacido.

Si recomiendan un tratamiento temprano de ortodoncia para mi hijo(a), ¿significa que ya no necesitará usar frenos cuando sea adolescente?

El tratamiento temprano (fase 1) puede empezar a corregir problemas importantes, a prevenir que se desarrollen problemas adicionales, y a simplificar un tratamiento a futuro, pero, en ocasiones, un tratamiento adicional también es necesario. Con eso en mente, los niños que han pasado por un tratamiento temprano de ortodoncia, utilizan frenos o Invisalign durante por menos tiempo durante su adolescencia que aquéllos que no han tenido esa intervención temprana.  Lo anterior hace que sea más fácil para ambos, para él o ella y para usted, ya que los horarios de ambos se volverán cada vez más ajustados.

Si llevo con ustedes a mi hijo de 7 años, ¿definitivamente le recomendarán un tratamiento temprano de ortodoncia?

¡No! Cada niño es diferente, y nosotros personalizamos los planes de tratamiento para cada paciente. La ortodoncia temprana no necesariamente es beneficiosa para todos los niños. Existen algunos tipos de problemas de ortodoncia que pueden ser más fácil y eficientemente solucionados durante la adolescencia, una vez que todos los dientes permanentes han salido; algunos problemas de ortodoncia referentes al esqueleto no deberían tratarse sino hasta que el crecimiento haya avanzado o, bien, haya concluido. El Dr. Boren desarrolla un plan de tratamiento personalizado con base en las necesidades específicas de cada niño(a).

A fin de obtener un plan personalizado para su hijo o hija, ¡necesitamos verlo! Para agendar una visita de cortesía con nosotros, llame o escríbanos al  (432) 682-7789 o haga clic en el siguiente botón.

(Dé clic aquí para obtener una consulta de cortesía)

Leave a Reply

Font Resize
Contrast